Hola, espero que estés Bien.

En esta oportunidad quiero hablarte de los Diferentes Conflictos por lo que atravesamos y que en Biodescodificación Biológica de la Enfermedad, tenemos que abordar para poder ayudar a la persona en su proceso de sanación.

Los conflictos, desde el punto de vista de la biodescodificación, programan enfermedades o situaciones de vida que nos impiden ser felices o alcanzar el éxito.

Existen diferentes tipos de conflicto, y dependiendo de esto van a manifestar una enfermedad o solamente van a programarla en nuestro cerebro.

No todos nuestros conflictos generan enfermedades, para que exista una Enfermedad, hay que pasar por 4 escenarios:

CRITERIOS PARA TENER UNA ENFERMEDAD

  1. Intensidad dramática
  • Conflicto entre la realidad y nuestra incapacidad de adaptación. Conflicto entre lo que hay en el interior de sí y el mundo exterior. Es lo opuesto a la paz interior. Puede ser varios eventos o uno solo
  • Sentimos el drama antes de ser conscientes de él, de aquí la dificultad para formular, expresar.
  1. Vivido en soledad
  • El primer drama es no poder expresarlo, ser escuchado, comprendido, …
  • No sería un drama si no fuera vivido en aislamiento. El primer drama es el de no haber sido escuchado, no haberlo podido compartir.
  1. Imprevisto
  • El bioshoch siempre es inesperado, no lo vemos llegar. Es una mala y desagradable sorpresa vivida de golpe y porrazo;
  • Puede tratarse simplemente de una palabra, de una imagen, hasta de un silencio.
  • Se inicia en un instante. La enfermedad acude al galope y se va andando.
  1. No tiene solución
  • Si hubiese una solución satisfactoria no habría estrés.
  • La solución ha de ser satisfactoria para uno mismo, real y apaciguadora. Ocurra lo que ocurra, el sufrimiento nos muestra que no estamos adaptados a lo real.
  • Nos hallamos desprovistos: surge entonces la reacción animal, arcaica, biológica: el síntoma.

Cada una de estas etapas, de no poder llevarse a cabo o siendo de difícil realización, constituirá una gran familia de conflictos:

  • Los conflictos relativos a las funciones vitales.
  • Los conflictos relativos a la protección.
  • Los conflictos relativos a la motricidad, como elemento de la acción (gestos y desplazamiento) y como elemento de potencia, así pues del valor.
  • Los conflictos relativos a la relación con los otros, el entorno (territorio) y a sí mismo (identidad).

Frente a cualquier conflicto, la Vida que nos anima y tiene como vocación el perpetuarse, inventará una solución biológica de adaptación, como siempre ha hecho a lo largo de la evolución de las especies. Las enfermedades son testimonios de los conflictos vinculados a esta adaptación.

En biodescodificación trabajamos con diferentes tipos de conflictos que están detrás de los síntomas físicos que tratamos y es interesante comprenderlos para entender cómo funciona la dinámica de las enfermedades, porque se nos repiten ciertas situaciones, como nos afectan algunas vivencias…

Veamos cada uno de esos Conflictos:

CONFLICTO PROGRAMANTE:  que como su nombre indica es el conflicto que programa o graba cierta información en el inconsciente, no desencadenan una enfermedad o síntoma, solamente dejan instalado el programa o la posibilidad de que esa enfermedad se manifieste. Estos conflictos por lo general, se viven en la infancia y en la etapa de la adolescencia, aunque también se pueden programar conflictos en la edad adulta, puesto que siempre estamos experimentando situaciones y vivencias.

El conflicto programante normalmente no produce la enfermedad, es sólo la huella, el impacto emocional…, aunque hay situaciones tan importantes en la vida de una persona que un conflicto puede ser a la vez programante y desencadenante.

CONFLICTO DESENCADENANTE:  es un conflicto que guarda relación con un programante, es aquel que, como su nombre bien lo dice, desencadena el síntoma o la enfermedad, al tener el   mismo tono que        el conflicto programante, desencadena la enfermedad como una reacción biológica de supervivencia. Es el que abre el programa creado por el conflicto programante y lo pone en marcha.

Este conflicto es de suma importancia, ya que es el que contiene la emoción oculta para poder descodificar esa enfermedad o situación de vida. Por lo general, la búsqueda se hace con la pregunta ¿Desde cuándo? Y hay que hacer una búsqueda exhaustiva hasta encontrar el momento preciso, el punto de inicio.

Es muy importante empezar por el conflicto desencadenante, ya que es el que nos llevara al conflicto programante, pero en realidad el conflicto importante que hay que resolver es el programante y la vida nos pone en situaciones que nos lleven a revivir ese conflicto inicial para poder finalmente resolverlo.

Un conflicto programante puede tener varios conflictos desencadenantes asociados y lo más interesante es que si trabajamos sobre un desencadenante, estamos trabajando a la vez sobre el programante, porque es el mismo conflicto en realidad.

CONFLICTO AUTO-PROGRAMANTE: es, como dice la misma palabra, un conflicto que nos auto-programamos, que no necesita un evento exterior, sino que es la misma persona que, con sus creencias, con su forma de percibir la realidad, que se auto-crea un conflicto que se auto-alimenta a sí mismo, como si fuera un bucle.

CONFLICTO DIAGNOSTICO:  este se refiere al impacto emocional al recibir la noticia de una enfermedad sobre todo si para nuestra información es incurable o de muerte. En nuestro inconsciente no existe el diagnóstico, para nosotros una noticia así siempre será un pronóstico y eso condicionará el progreso de esa enfermedad o síntoma y lo vive como un bioshock, porque en ese momento quizás lo vivió desde la sorpresa y desprovisto de recursos.

También se da el conflicto diagnóstico, cuando una persona a la que nosotros le hemos dado autoridad, y poder nos dice algo, nos dictamina una situación y la damos como verdadera, ya que al tener autoridad para nosotros no ponemos en duda lo que nos dice.

Así que incorporamos esa creencia junto con nuestros significados personales asociados y de alguna forma nos quedamos atrapados en esta creencia que en realidad no es nuestra.

CONFLICTO DE MIEDO: es un fenómeno psicológico con marcado carácter afectivo que acompaña la toma de conciencia de un peligro real o imaginario, una amenaza. Se trata de una proyección en el futuro de un acontecimiento que nos produce temor. Es ante todo un resentir imaginario sobre el que no podemos actuar.

CONFLICTO ESTRUCTURANTE: es cuando vives esa situación por primera vez y se ha visto que la mayoría de las veces, tiene un componente en el árbol genealógico (transgeneracional).

Y están los CONFLICTOS CANDADOS: que son aquellos con los que se encuentra un Terapeuta, y que no permiten el avance en la terapia.

Estos conflictos que bloquean o limitan:

  • ⦁ El trabajo terapéutico
  • ⦁ Los cambios
  • ⦁ La homeostasis

Lo interesante de ver en estos conflictos Candados, es que tienen una intención positiva para el cliente. De allí la importancia del trabajo terapéutico, para poder desbloquearlos y permitirle a la persona lograr su Sanación.

Conocer estos conflictos te pueden ayudar a comprender un poco que te esta pasando, ir a la emoción primaria, para poder liberarla, es lo que te va a llevar a la  sanación.

Si tienes alguna duda al respecto, escríbeme con gusto te responderé.

Soy Mercedes Navas

Si te gusto este contenido, compártelo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTRA MISIÓN
Animar a las personas a que realicen un viaje consciente experimentando alegría, éxito, bienestar y plenitud en todos los ámbitos de su vida.

Contáctanos al +58-424-1321483

Síguenos en el Despertar Consciente
Artículos Recientes del Blog