El 30 de Agosto se cumple un año mas de la muerte de Louise L Hay.

Una mujer que a través de su propia experiencia nos enseñó que toda enfermedad es el desequilibrio que tenemos por desconexión del amor y por creencias que nos limitan y que a través de cambiar esas pautas mentales que nos trajo la enfermedad podemos usar Afirmaciones que nos liberan y sanan.

Hoy comparto contigo un trabajo que realice leyendo mucho al respecto, y te puedo decir que en mi ha funcionado y cuando trabajamos con las afirmaciones tanto en consulta como en los Talleres, los cambios se notan.

Hoy te puedo decir que enfocarnos y trabajar diariamente en crear nuestras afirmaciones son una forma efectiva de avanzar en la vida.

Que son las Afirmaciones?

Las afirmaciones son declaraciones que se escriben o repiten verbalmente en forma regular para ayudar a provocar un cambio en distintas áreas del individuo. Las afirmaciones son una herramienta más para crear la vida que deseamos. El poder de las afirmaciones está íntimamente ligado al poder de las palabras.

Las auto-afirmaciones son declaraciones positivas o auto-scripts que pueden condicionar la mente subconsciente para que puedas desarrollar una percepción positiva de ti mismo. Las afirmaciones pueden ayudarte a cambiar comportamientos perjudiciales o a lograr las metas, y pueden también ayudar a cambiar el daño causado por guiones negativos, esas cosas que repetidamente nos decimos a nosotros mismos (o que otros repetidamente nos dicen) que contribuyen a una auto-percepción negativa. Las afirmaciones son fáciles de crear y de utilizar, pero necesitarás dedicación para hacer que funcionen.

CLAVES PARA UNA AFIRMACIÓN

  1. Para comenzar, haga siempre las afirmaciones en presente, no en futuro. Es importante crearlas como si ya existiesen. No diga: «conseguiré un empleó maravilloso», sino: tengo un nuevo empleo maravilloso. Es efectivo también, comenzar las oraciones con Soy o Estoy y utilizar un verbo en gerundio. Por ej. Estoy creando…

Esto no es engañarse a sí mismo, sino simplemente reconocer que todo se crea primero en el plano mental, antes de que pueda manifestarse como una realidad objetiva.

Aplicar la trilogía

ATENCIÓN EN EL PRESENTE- INTENCIÓN EN EL FUTURO

= DESAPEGO AL RESULTADO.

  1. Haga siempre las afirmaciones con palabras positivas. Afirme lo que sí quiere, no lo que no desea. No diga: «no volveré a quedarme dormido por la mañana», sino: «ahora me levanto con tiempo y lleno de energía todas las mañanas». Esto asegura que usted está creando y enfocándose en las imágenes mentales más positivas posibles.

En ocasiones puede sentir necesidad de hacer las afirmaciones negativamente, en especial cuando trate de eliminar algún bloqueo emocional o un mal hábito. Por ejemplo: «No debo ponerme tenso para conseguir las cosas». En ese caso, no se permita hacerlo, utilice siempre afirmaciones positivas que describa lo que usted desea crear. Por ejemplo: «Ahora me mantengo profundamente relajado y centrado y todo me parece fácil y fluido». Usar afirmaciones negativas solo afirma lo negativo y necesitamos cambiar el mapa mental para modificar el comportamiento.

  1. En general, cuanto más breves y sencillas son las afirmaciones, más eficaces resultan. Una afirmación debe ser una expresión clara que contenga un fuerte sentimiento. Cuanto más carga de sentimiento encierre, más intensamente quedará grabada en su mente. Las afirmaciones largas, retóricas y teóricas pierden su impacto emocional y se quedan en simples figuraciones. Una buena técnica para lograr ser conciso es considerar que cada palabra, cada punto y cada coma valen mucho pero mucho dinero y que nuestro presupuesto es limitado.
  2. Elija siempre afirmaciones que le parezcan totalmente adecuadas para usted. Lo que funciona para una persona puede no servir para otra. Una afirmación tiene que ser positiva, expansiva, liberadora y confortadora. Si no lo es, busque otra, o exprésela de otro modo, hasta que le parezca el adecuado. Es natural que encuentre una resistencia emocional a cualquier afirmación cuando la haga por primera vez, sobre todo si tiene un especial poder sobre usted y representa un cambio real su conciencia. No es otra cosa que nuestra resistencia natural al cambio y al desarrollo.
  3. Cuando haga estas afirmaciones, recuerde siempre que está usted creando algo nuevo y fresco. Usted no intenta rehacer o cambiar lo que ya existe. Hacerlo así sería oponerse al estado de cosas actual, y eso provoca conflictos y luchas interiores. Adopte una actitud de aceptación y de saber manejar todo lo que hay en su vida, a la vez que asume que cada instante es una nueva oportunidad para empezar a crear exactamente lo que desea y lo que le hará más feliz.
  4. Las afirmaciones no están pensadas para contradecir o tratar de cambiar sus sentimientos o emociones. Es importante que acepte y experimente todos sus sentimientos, incluso los llamados «negativos», sin tratar de cambiarlos. Por otra parte, las afirmaciones pueden ayudarle a formarse un nuevo punto de vista que le permita vivir experiencias cada vez más satisfactorias. Imagine que Ud. siempre camina sobre la misma línea de pasto en su jardín. Con el tiempo estará marcado un sendero. Este es el principio de las afirmaciones. El tema es que el pasto en un principio ofrecerá resistencia, solo cuando haya pasado varias veces el sendero esta claramente marcado y pasto dejare de ofrecer resistencia.
  5. Al expresar sus afirmaciones, haga todo lo posible por crear un sentimiento de confianza y una sensación de que pueden ser ciertas. Abandone por lo menos durante cinco minutos todas sus dudas y vacilaciones y concentre toda su energía mental en lo positivo. Si las dudas, las reticencias o los pensamientos negativos se interponen en el camino de sus afirmaciones, recurra a cualquier proceso para evitarlo. No es efectivo hacer las afirmaciones mecánicamente, sino con convencimiento de que tienen realmente el poder de crear esa realidad (porque lo tienen). Cada vez que repita su afirmaciones hagalo como si realmente fuera cierto. Póngale toda su energía, garra, intención, fe, confianza o la palabra que considere buena usar, pero póngasela. Con ello conseguirá que sus afirmaciones sean mucho más eficaces.

Maneras de usar las afirmaciones

Hay muchísimas maneras de utilizar las afirmaciones de un modo poderoso y eficaz con el fin de dotarse de una perspectiva más creativa y positiva y de ayudarle a lograr objetivos concretos.

Recuerde que es importante estar relajado al hacer las afirmaciones. Pero no se aficione demasiado a perseguir resultados. Tenga presente que usted ya es todo lo que necesita. Lo que venga por añadidura, será bienvenido.

Durante las meditaciones

  1. Exprese sus afirmaciones en silencio, mientras medita o se relaja profundamente, preferentemente antes de disponerse a dormir o nada más despertarse.

Afirmaciones orales

  1. Expréselas en silencio o en voz alta siempre que piense en ellas a lo largo del día y especialmente mientras conduce, realiza las labores caseras u otros trabajos rutinarios.
  2. Dígaselas en voz alta cuando se mire al espejo. Esto es muy aconsejable cuando se trata de mejorar la autoestima y el amor propio. Mírese fijamente a los ojos y afirme su belleza, su valía y sus méritos para ser amado. Si se siente incómodo al hacerlo, aguante hasta que consiga derribar esas barreras que provocan su incomodidad y sea capaz de mirarse y amarse. Es posible que al hacerlo experimente una especial emoción que termina por disiparse.
  3. Grabe sus afirmaciones en cintas magnetofónicas o mp3 y póngalas mientras hace las taréas de la casa, mientras conduce, etc. Por ejemplo: «Estoy siempre profundamente relajado y centrado», También puede grabar un pequeño texto, de unos tres o cuatro párrafos, describiendo una visualización determinada.

Afirmaciones escritas

  1. Elija una afirmación concreta y escríbala de diez a veinte veces seguidas, pensando realmente en cada una de las palabras que escribe. Puede modificar la afirmación mientras la transcribe si se le ocurre otro modo de expresarla mejor. Es una de las técnicas más poderosas que he podido experimentar, y resulta facilísimo ponerla en práctica.
  2. Escriba o mecanografíe afirmaciones y péguelas en distintos lugares de la casa o en el trabajo a modo de recordatorios. Puede pegarlas en la heladera, en el teléfono, en el espejo, sobre la mesa del despacho, en la cabecera de la cama o en la mesa del comedor.

Afirmaciones en la vida diaria

Empiece a incluir afirmaciones en su conversación, haciendo rotundas afirmaciones de las cosas y de las personas (sin excluirse a sí mismo) que quiera usted ver de un modo más positivo. Es asombroso comprobar qué cambios tan espectaculares pueden producirse en su vida con sólo empezar a hablar conscientemente de un modo más positivo en la conversación diaria. Una advertencia: No utilice esta técnica de tal manera que haga que se sienta en contradicción con sus verdaderos sentimientos. No la emplee cuando de sienta alterado o pesimista, pues eso equivaldría a reprimirse. Utilícela en momentos constructivos, para ayudarse a cambiar estructuras de su discurso negativo interno y los conceptos subyacentes o paradigmas instalados.

Las afirmaciones pueden hacerse en silencio, en voz alta, por escrito o incluso cantadas o recitadas. Con sólo diez minutos diarios de afirmaciones positivas, se pueden compensar años de viejos hábitos mentales.

Crea tus propias Afirmaciones, y si tienes duda, escríbeme, sera un placer poder acompañarte en esa creación de lo nuevo y fresco…

Si te gusto este contenido, compártelo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email