CONSTELACIÓN INDIVIDUAL

CONSTELACIÓN INDIVIDUAL

El trabajo de la constelación individual

La Constelación Familiar puede desarrollarse de forma Individual o Grupal.

En la consulta Individual, se usan muñequitos, o figuras que puedas representar a las personas que están involucradas en el tema que el consultante necesita resolver. Esta sesión sólo se desarrolla con el constelador y el consultante, y es una ventaja para las personas a las que les cuesta trabajo abrirse ante otras.

El punto de partida para que la persona que consulta descubra y resuelva el conflicto planteado, es la configuración que crea con los objetos que escoge. Se observa dichos objetos y se tiene en cuenta el motivo de su elección, la distancia entre ellos y su posición relativa, hacia donde se orientan o “miran”, elementos que faltan o sobran, etc. También son importantes las frases que se pronuncien.
En las constelaciones individuales, a través del movimiento que se vaya produciendo en la medida que el consultante va colocando las figuras o las herramientas que esté usando el constelador, se va creando una especie de radiografía del propio inconsciente del paciente. A través de estas técnicas el constelador podrá evaluar cuáles son los conceptos inconscientes del paciente en cuanto se refiere a las jerarquías de los ancestros, tomando en cuenta el lugar donde el consultante los va colocando a todos los involucrados en su proceso.
Otro aspecto importante que descubrir son las fidelidades que haya dentro del sistema, más si la misma está relacionada con el tema que se esté trabajando.

Otra de las ventajas que ofrece, independientemente de que se puede realizar el proceso terapéutico “uno a uno” y sin necesidad de contar con un grupo de personas, es que desde una meta posición, el consultante puede identificar el mapa conceptual de la dinámica familiar que sustenta el conflicto que lo perturba y que lo mantiene vigente, para de esta manera tomar consciencia de cómo resolverlo. 

Es importante mantener el enfoque en lo que desea el consultante, ya que a veces podemos caer en la posición de creer saber en una primera instancia que está pasando, por eso es sumamente importante el respeto del proceso como se esté dando y dejar que sea el mismo cliente quien vaya llegando a sus propias conclusiones.
El Constelador está allí, solo para orientar el trabajo, pero el rol protagónico lo tiene el cliente o consultante.

Durante la sesión, la persona puede hacerse consciente de lo que está pasando, a través de diferentes expresiones:

  • Muestra reconocimiento sobre hechos importantes en su familia.
  • Da movimientos incipientes.
  • Expresa sentimientos que subyacen en su interior.
  • Integra “partes” excluidas.
  • Siente que toma el lugar que le corresponde y con esto, su fuerza.
  • Agradece por lo que ha aprendido, sanando.
  • Expresa una decisión o la voluntad de un próximo paso.
  • Da su honra a aquellas personas que corresponden.
  • Se despide de algo o de alguien.

Una constelación individual es útil cuando:

  • Se desea explorar más de una situación limitante.
  • Se quiere tener privacidad.
  • Se siente dificultad en el trabajo en grupo.
  • Se espera que sea un complemento de otras modalidades de trabajo individual.

El objetivo primordial de la terapia es que la persona pueda encontrar una liberación real a su problemática.

Cada sesión está programada para hacerse en hora y media, a dos horas, ya que se hace necesario dejar que la energía se exprese y esto requiere de tiempo. Aunque hay movimientos que se dan muy rápidos, pero no es el común de los casos.

Como se desarrolla una Terapia:

Particularmente, ahora como estudiante de metagenealogía, pido a la persona cuando me llama para solicitar la cita, que por favor busque la mayor información que tenga sobre su árbol genealógico, ya que de entrada esa información puede ser muy útil para el desarrollo de la Constelación.

Después, dependiendo del tema del consultante, le pido que escoja una figura que va a representar a alguna persona que sea necesario para la resolución del tema, una figura para que lo represente así mismo.

El consultante colocara las figuras como quiera, y allí comienza a darse un movimiento de acuerdo a las sensaciones que tenga el mismo. Si el Constelador lo considera, le pide al consultante que incorpore a otras figuras que representaran a otras personas que en ese momento sean necesarias para que el Consultante pueda ver como esas figuras le van dando respuesta.

Es un campo energético que se va creando, para darle una visión general de lo que pudiera estar pasando con relación al tema que se está trabajando.
Una vez que «sale a la luz», la raíz o verdadero problema, se usan frases de resolución con las personas involucradas, y a nivel del alma ya el conflicto puede quedar resuelto.

A veces, particularmente, puedo pedirle a la persona que coloque la figura, sin que sepa quién es cada figura, sino que yo se la voy entregando, una vez que le he colocado la energía correspondiente, y anoto el nombre de la persona que representa la plantilla o el muñequito.

Este sistema me ha dado excelentes resultados, ya que la persona creyendo que es alguien especifico comienza a dar información y cuando se desarrolla la constelación, y lo que representaba cada figura, le da un mayor sentido a lo que le está sucediendo.

Si no se logra ver claro la situación, porque el árbol, o el movimiento, no permite el flujo energético necesario para la resolución, se le pueden invitar a un taller grupal, ya que allí el movimiento es diferente

Si estas interesado(a) en una Constelación Individual , será un placer poder servirte.

También te puede interesar:

Que son las Constelaciones Familiares?

Constelaciones Familiares Grupales

NUESTRA MISIÓN
Animar a las personas a que realicen un viaje consciente experimentando alegría, éxito, bienestar y plenitud en todos los ámbitos de su vida.

Contáctanos al +58-424-1321483

Síguenos en el Despertar Consciente
Artículos Recientes del Blog